Combina las estrategias de Social Media y Employee Branding para triunfar

Cómo combinar las estrategias de Social Media y Employee Branding de tu empresa para tener éxito

Estamos seguros de que a estas alturas ya sabes perfectamente lo que es el Employee Branding. No obstante, te invitamos a no perderte este  White Paper gratuito en el que encontrarás un montón de información acerca de las tendencias en España y con muchos más datos que te van a resultar de una utilidad increíble sin quieres saber más sobre este tema.

Pero hoy nos vamos a centrar en las estrategias de Social Media y Employee Branding, una combinación explosiva y muy efectiva para tu marca. Sin embargo, antes de nada, empecemos por el principio, ¿te parece?

¿Qué es el Employee Branding?

Podemos definir Employee Branding como una estrategia usada en marketing por la cual se pretende convertir a los trabajadores de una empresa en embajadores de marca.  

Ahora, la pregunta es cómo se consigue esto. El secreto del éxito de una buena campaña de Employee Branding radica en conseguir que los trabajadores sean capaces de internalizar y asimilar de forma adecuada la imagen de la marca y sus valores. De esta forma, tendrán la capacidad de proyectar y transmitir la cultura corporativa a todos las personas que tengan que ver con la marca (clientes, partners…).

Y debes saber que, para ello, las redes sociales usadas de forma estratégica son una herramienta fundamental. En este sentido, el Employee Branding es una manera de conseguir embajadores mediante los perfiles personales de cada uno de los trabajadores. De esta forma, serán los mismos trabajadores los que adoptarán una actitud proactiva a la hora de respaldar y compartir la estrategia de contenidos que lleve a cabo la empresa en social media.

Entonces, ¿son compatibles las estrategias de Social Media y Employee Branding?

No es que Social Media y Employee Branding sean compatibles. Es que el uno tiene que ser parte del otro, sobre todo si tenemos en cuenta el estado en el que se encuentra la presencia digital en redes sociales de manera general.  

Por lo general, todas las marcas y empresas se encuentran con las mismas dificultades en lo referente a su presencia digital, especialmente en lo que se refiere al alcance y a la confianza que genera la empresa dentro de su ecosistema digital. A groso modo, podemos decir que las principales dificultades en este sentido son:

  • Para los usuarios es muchísimo más creíble la opinión de otro usuario como ellos que la de un perfil corporativo o la de un responsable de la empresa, o incluso la de un medio que hable sobre la marca. Los usuarios son muy conscientes de que es posible que la marca haya pagado por esa opinión. De ahí la importancia de que sean perfiles de trabajadores los que hablen por la marca.
  • Por otro lado, todos hemos visto cómo en las redes sociales el alcance que no se paga de todas las publicaciones ha caído en picado. Por eso, con una estrategia de Employee Branding, el alcance se amplifica un poco más.
  • Un candidato posible para tu empresa va a visitar los perfiles de otras personas que trabajen en la empresa para ver cómo es trabajar para ti. Para atraer talento es importante saber qué dicen las personas que están con nosotros.

También es muy importante tener en cuenta que, si bien la estrategia de Employee Branding en redes sociales tiene que gestionarse desde el mismo departamento de marketing, afecta a otros departamentos.

¿Cómo combinar ambas estrategias?

Las estrategias de Social Media y Employee Branding son estrategias que, bien combinadas, van a dar grandes resultados. Eso sí, es fundamental tener lo siguiente en consideración y seguir estas pautas.

La planificación de la estrategia es básica

Sin una definición y planificación de la estrategia a seguir, todos los esfuerzos que se realicen caerán en saco roto. En este punto, antes de comenzar con nuestra estrategia de Social Media y Employee Branding, debemos plantearnos cuestiones como las siguientes:

  • Definición de los objetivos, que sean realistas.
  • Establecer los KPIs y cómo vamos a realizar esas mediciones.
  • El número de trabajadores que formarán parte de la red de embajadores.
  • ¿Qué plataformas sociales usaremos y cómo se segmentarán los embajadores?
  • ¿Qué clase de contenidos utilizaremos para nutrir a nuestra red de embajadores de marca?

Todas estas preguntas nos darán la clave de la configuración de nuestra estrategia, que combina perfectamente Social Media y Employee Branding.

Las herramientas

Si bien la planificación es básica, también es fundamental contar con las herramientas adecuadas para llevar a cabo esta tarea. Lo ideal para ello es contar con un software especializado, con el que tendremos a nuestra disposición un sinfín de opciones y posibilidades.

En este sentido, en España es pionero BeAmbassador, un software especializado en Employee Branding y estrategias con embajadores de marca en redes sociales.

Con él, podrás convertir a tu equipo en embajadores de marca y nutrirlos de contenido relevante a través del repositorio de contenidos de la plataforma. Desde ahí, ellos, en apenas un click, podrán compartir ese contenido en sus redes sociales y potenciar el alcance de la marca, al mismo tiempo que posicionan su marca profesional.

Esta plataforma también da la posibilidad de crear contenidos de comunicación interna para los embajadores de la compañía, así como crear retos, incentivos y competiciones que hagan más dinámica la participación de los trabajadores como embajadores de marca.

Los embajadores deben contar con la formación necesaria

Es obvio. Si queremos que nuestros embajadores de marca puedan transmitir el mensaje y la imagen de la empresa, tenemos que darles la información y la formación necesaria para que puedan hacerlo.

Es fundamental que formemos a las personas que van a ser nuestros embajadores acerca de cómo hablar de la empresa y, sobre todo, de aquellos datos de los que no queremos que se mencione nada. De esta forma, la marca podrá utilizar de una forma efectiva sus perfiles sociales a modo de amplificador del mensaje que queramos transmitir.

Además, esta formación les permitirá poder gestionar de forma adecuada las posibilidades de negocio que surjan a través de las redes sociales.

Por último, una estrategia sin métricas no es nada

Naturalmente, poner todos los esfuerzos en realizar la implementación de una estrategia bien diseñada genera buenos resultados, pero claro, es fundamental que nosotros seamos capaces de analizar esos resultados, ya sea en estrategias de Social Media y Employee Branding o cualquier otra.

Para ello, es básico que realicemos la medición de los resultados y que los utilicemos para refinar y potenciar aquello que esté funcionando bien y mejorar lo que no esté dando los resultados que esperábamos.

A modo de resumen, la combinación de las estrategias de Social Media y Employee Branding es una obligación para cualquier empresa que pretenda no solo crear una red de embajadores efectiva, sino llegar a su cliente y captar talento. Todo al mismo tiempo.  

¿Has comenzado ya a implementar ambas estrategias en tu empresa? ¡Te escuchamos!

 

Sara Rodríguez

Periodista y Community Manager especializada en contenidos. Amante del Marketing Digital y de las redes sociales, tengo un afán de superación constante.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Name
Email
Website