Employer Branding

¿Cómo crear un buen Employee Value Proposition (EVP)?

Una propuesta de valor para el empleado (EVP) es el conjunto único de beneficios que un empleado recibe a cambio de las habilidades, capacidades y experiencia que aporta a una empresa. Crear un buen Employee Value Proposition es la mejor forma de asegurarte de aportar el valor que busca el trabajador.

Una EVP consiste en definir la esencia de tu empresa: por qué es única y qué representa. Recoge las razones principales por las que la gente está orgullosa y motivada para trabajar allí, como la visión inspiradora o la cultura distintiva. Es crucial asegurarse de crear un buen Employee Value Proposition que sea única, relevante y convincente. Si se integra en todos los aspectos de la empresa, una EVP sólida ayudará a retener a los mejores trabajadores y a atraer a los mejores talentos externos.

He aquí algunos consejos para crear un buen EVP

A continuación, te dejamos algunas pautas a seguir en la creación de tu EVP.

Entender las percepciones existentes

La construcción de una cultura de empresa para presentarla en una EVP no proviene únicamente de los líderes empresariales, sino de los miembros de su equipo que viven y respiran sus valores empresariales. A partir de estas personas la empresa desarrollará su cultura empresarial ideal desde su visión hasta la realidad. Para crear un buen EVP, sólido y realista, primero debes comprender qué percepción tienen tus empleados actuales y potenciales sobre la marca y la cultura de la empresa. Hazte las siguientes preguntas:

¿Por qué los empleados potenciales se sienten atraídos por la empresa?

¿Por qué los empleados actuales creen que la empresa es única?

¿Qué es lo que más valoran de su trabajo?

¿Por qué se quedan?

¿Por qué se van?

Esta información puede obtenerse mediante encuestas a los trabajadores, grupos de discusión y entrevistas de salida, así como a través de las opiniones de antiguos trabajadores y solicitantes de empleo.

Determina cuáles son los puntos clave de venta

Establece un equipo funcional para revisar la investigación y determinar los aspectos de la empresa que la gente valora más. La creación de la marca de empleador y su clara definición al crear un buen EVP dará una idea clara de lo que representa tu empresa y de cómo podría encajar en los valores de un empleado potencial. Usa esta información para redactar una EVP, asegurándote de que se tienen en cuenta las siguientes cuestiones:

¿Está en consonancia con tus objetivos estratégicos?

¿Diferencia a tu empresa?

¿Ofrece una imagen realista de lo que supone trabajar en tu empresa?

¿Es inspiradora?

¿Es sencilla pero lo suficientemente amplia como para atraer a diferentes grupos?

Pon a prueba tu EVP con los empleados actuales y con un grupo de muestra externa para ver si expresa adecuadamente por qué una persona querría trabajar en tu empresa.

Comunicar el mensaje

Cuando acabes de crear un buen EVP encuentra formas creativas y relevantes de comunicarla a las personas que intentas atraer. Empieza por transmitirla a través de todos los canales de contratación, como la web de la empresa, la publicidad y el proceso de entrevistas, para que los posibles talentos puedan determinar si encajan bien en tu empresa. Comunicar constantemente una EVP convincente a través de la marca, las relaciones públicas y el marketing también ayudará a que el mercado laboral pasivo se forme una percepción positiva del valor de trabajar para tu empresa.

Sara Rodríguez

Periodista y Community Manager especializada en contenidos. Amante del Marketing Digital y de las redes sociales, tengo un afán de superación constante.

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.