5 claves para construir una estrategia de marca empleadora

Construir una estrategia de marca empleadora exitosa: 5 pasos para conseguirlo

Seguramente has oído mucho hablar sobre la importancia de construir una estrategia de marca empleadora, incluso sobre las mejores prácticas a la hora de implementarla, y lo hemos escrito aquí mismo. Ahora, en este post, quiero hablarte sobre cómo una empresa puede crear una marca empleadora potente para aprovechar todas sus muchas ventajas.

Sin embargo, antes de profundizar más en el tema, me gustaría recordarte que, si quieres información adicional sobre cómo desarrollar y construir una estrategia de marca empleadora, descargues de manera totalmente gratuita este White Paper que han creado desde BeAmbassador, donde encontrarás muchísimos datos interesantes sobre el tema.

Los 5 pasos que debes seguir para lograr construir una estrategia de marca empleadora de éxito

#1 Ten siempre presente la estrategia a seguir para el crecimiento general de la marca

Esto es algo que jamás podemos perder de vista. Es el mantra de toda marca y empresa: crecer. 

Si la estrategia de marca empleadora con la que cuentas actualmente no está alineada con el enfoque de crecimiento de la empresa, es un gran problema.

Te pongo un ejemplo muy claro: si la marca empleadora de tu empresa está diseñada para atraer a candidatos con una mayor cualificación y talento pero haz hecho que tu negocio crezca a base de ofrecer a tus clientes precios muy bajos, vas a encontrar una brecha de credibilidad.

Lo mejor en este caso es asegurarte de que la promesa que haces como marca empleadora tiene sentido en el contexto de la estrategia general de tu empresa.

#2 Analiza e investiga

Sí, esto también es un must para toda empresa que quiera ser fuerte y posicionarse como un referente a la hora de construir una estrategia de marca empleadora. Si no lo haces, piensa en cómo vas a responder a cuestiones relativas a cómo enfocar la estrategia de marca o qué mensaje transmitir a tu público objetivo, entre otros.

Es un hecho irrefutable y comprobado que la mejor forma de diseñar una buena marca empleadora es salir del ensimismamiento corporativo y hablar con los mismos candidatos, con las personas que han sido contratadas por tu empresa recientemente y con aquellos profesionales de los recursos humanos que remiten candidatos a empresas como la que tú regentas. Sin duda, toda esta información te va a dar mucha información para realizar una buena estrategia de marketing y de marca empleadora. 

En caso de que no tengas muy claro cómo hacerlo, pasar a estos grupos de personas una encuesta (anónima, si quieres) es una buena manera. Entre las preguntas que les puedes hacer están las siguientes:

  • ¿Qué buscas en un trabajador de la empresa?
  • ¿Contra quién compites por el talento?
  • ¿Cómo se ve tu empresa en el mercado? ¿Cómo la perciben los candidatos?
  • ¿Qué te distingue de la competencia?
  • ¿Cómo conocen los candidatos a tu empresa?
  • ¿Cuáles son los criterios importantes para la toma de decisiones?
  • ¿Qué inclina la balanza cuando eligen una empresa sobre otra?
  • ¿Cuál es la experiencia del trabajador en tu empresa?
  • ¿Cómo es la cultura corporativa actual?
  • ¿Qué factores hacen que aumente la rotación de trabajadores?

#3 Establece y determina la estrategia de marca empleadora

En cierto modo, los candidatos no son muy diferentes de los clientes de tus productos y servicios. Tienen que elegir entre una gran variedad de opciones similares y esperar que tomen la decisión correcta. La estrategia de marca empleadora debería ayudarte a hacer más fácil la elección de un candidato y garantizar que hayas elegido adecuadamente.

Para ello, tu estrategia de marca empleadora debería tener tres componentes:

  1. Aspectos diferenciadores: crea una lista de 5 aspectos que te hagan diferenciarte de los demás.
  2. Declaración de posicionamiento: un breve párrafo que describe cómo se posiciona tu empresa frente a otros empleadores en tu industria. Esta declaración debe contener algunos o todos sus elementos diferenciadores del punto anterior. 
  3. Plan para promocionar la marca empleadora: aquí es donde todo se une. El plan debe describir las tácticas que usarás, las herramientas que necesitarás y el cronograma que seguirás para atraer posibles nuevas contrataciones y retener a los empleados que ya tienes.

Ahora que vas a empezar a construir una estrategia de marca empleadora, es importante que no olvides documentar esa estrategia y consultarla con frecuencia. Será la hoja de ruta que deberás seguir para llegar desde aquí a una mayor tracción en el mercado de contratación.

#4 Desarrolla las herramientas que necesitas

Para apoyar el programa de marca empleadora, vas a necesitar un montón de herramientas. Por supuesto, las herramientas que uses van a depender de tu estrategia, pero sí hay una que es imprescindible: una sección de reclutamiento en tu web.

Muchas empresas se sienten orgullosas de ofrecer lo básico, es decir, algunos beneficios y una descripción de cultura empresarial, pero el Employer Branding es mucho más.

Los candidatos que se postulen a trabajar contigo quieren sentirse entusiasmados con lo que les ofreces, y quieren contárselo a los demás.Así que si lo que quieres es mostrar al mundo lo a gusto que se sienten tus trabajadores, usa fotos, vídeos y cualquier otro medio que tengas a tu disposición.

En este sentido, contar con un programa de embajadores de marca entre tus empleados te permitirá que esos contenidos lleguen a sus redes sociales y, de ahí, a todos sus contactos.

Una herramienta que, sin duda, puede ayudarte en esta línea es BeAmbassador, la solución española que permite convertir a los empleados en embajadores de marca para potenciar las estrategias de Marketing, Ventas y Recursos Humanos de las compañías.

#5 Lanza la nueva marca

Una vez que ya hayas seguido los pasos para construir una estrategia de marca empleadora, es el momento de lanzarla.

Lanzar la nueva marca empleadora implica más que hacer audiencias externas. Tu personal es clave, lo que significa que el lanzamiento será un esfuerzo de toda la empresa que incluye a recursos humanos, marketing y gerencia. Significa vivir la marca, no solo promocionar una versión idealizada. Y cumplir con la promesa de la marca empleadora es una oportunidad para transformar tu empresa.

Espero que este post te haya ayudado a dar el paso para saber cómo construir una estrategia de marca empleadora de éxito en tu empresa. Si aún tienes dudas, te recomiendo no perderte este otro artículo donde te hablamos de los beneficios del Employer Branding.

Ahora, ¡manos a la obra! 😉

Sara Rodríguez

Periodista y Community Manager especializada en contenidos. Amante del Marketing Digital y de las redes sociales, tengo un afán de superación constante.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Name
Email
Website