Cómo hacer un correcto desarrollo de la marca empleadora en tu empresa

¿Estás haciendo un buen desarrollo de la marca empleadora de tu compañía?

Cada vez resulta más relevante en las empresas conocer la importancia del Employer Branding y la estrategia de marca empleadora, y lo elemental que es desarrollarlas perfectamente.

Así mismo, para tener una buena reputación como empleador es fundamental realizar el adecuado desarrollo de la marca empleadora, algo que se puede hacer creando una buena estrategia de employer branding. 

Para aquellas personas que no tengan todavía muy claro qué es eso del employer branding y por qué deberían invertir en el desarrollo de su marca empleadora, los chicos de BeAmbassador han creado un White Paper gratuito súper completo que proporciona una gran cantidad de información super útil para aquellos que están dando sus primeros pasos en este tema. 

La marca empleadora depende de la forma de actuar de la empresa

Es un hecho comprobado que la manera de trabajar de una empresa es lo que impulsa su marca empleadora, que, por otro lado, es lo que atrae y retiene a los profesionales con talento que desean formar parte de una empresa con buenas condiciones laborales y en la que se puede prosperar.

Existe una fuerte evidencia de cómo la cultura organizacional y el entorno laboral influyen en la calidad de nuestro trabajo y productividad. Es parte del desarrollo de la marca empleadora. 

A menos que tus trabajadores sean adictos al trabajo, identificar y atraer talento es un imperativo corporativo. Los trabajadores saben si proporcionas buenas condiciones de trabajo, pero ¿cómo te comunicas con los candidatos potenciales?

La empresa tiene que mostrar su cultura y valores en todos los aspectos del proceso de Recursos Humanos, desde anuncios de trabajo hasta la entrevista y el proceso de toma de decisiones. En esencia, una marca empleadora fuerte debe conectar los valores organizacionales, la estrategia de personal y las políticas de Recursos Humanos y estar alineada con la marca general de la compañía.

Las empresas inteligentes invierten en el desarrollo de la marca empleadora porque mejora el desempeño organizacional en las áreas clave de reclutamiento, retención, compromiso y, en última instancia, productividad y rentabilidad.

¿Cómo debemos afrontar el desarrollo de la marca empleadora?

La experiencia que llevamos a nuestras espaldas nos dice que la cultura organizacional es una variable clave en la obtención y retención del mejor talento para la empresa. Los trabajadores cualificados quieren trabajar en las mejores empresas, y permanecen en ella durante mucho tiempo en el momento en el que se sienten identificados con la misión, la visión y los valores de la organización. En lo referente al desarrollo de la marca empleadora, se trata de un ajuste cultural que atrae o repele a candidatos y trabajadores que ya están con nosotros.

Hay una premisa que jamás podemos olvidar cuando tratamos de desarrollar la estrategia de Employer Branding para nuestra empresa, y es que es un trabajo que no podemos hacer nosotros solos. Hay que vincular de forma muy estrecha a nuestros trabajadores, conseguir que se sientan parte de la marca y, sobre todo, lograr que se sientan orgullosos del trabajo que realizan para ella

¿Qué podemos hacer para lograr una estrategia 100% efectiva?

Como hemos dicho en muchas ocasiones, el mayor activo de una empresa es la fuerza de sus trabajadores, y por eso hay que contar con ellos para conseguir tener la mejor marca empleadora posible. A continuación, te dejamos algunos consejos que pueden resultarte muy útiles para lograr desarrollar una marca empleadora que te lleve a la consecución de todos tus objetivos. 

#1 Escucha siempre lo que tienen que decir tus trabajadores

No es algo recomendable. Es algo que tienes que hacer sí o sí. Es crucial que escuches lo que tus trabajadores tienen que decir, y para ello puedes organizar grupos focales, encuestas, programas de defensa de marca, entrevistas de evaluación… todos estos recursos te van a dar mucha información acerca de la experiencia de empresa de tus trabajadores. 

Contar con este feedback va a permitir que puedas abrir la promoción de la empresa hacia la captación de talento de calidad apoyándote siempre en esos trabajadores que están contentos de pertenecer a la la empresa. 

Es posible que también tengas algún comentario negativo, o incluso sugerencias. En estos casos no te encierres en ti ni pienses que ese comentario negativo no puede convertirse en algo positivo, pues precisamente ahí vas a tener un punto que tienes que mejorar, y va a ser una forma de que tu empresa sea mucho mejor. Estudia cada una de las sugerencias que te hagan los trabajadores, y si llegado el caso, implantas alguna medida basada en ellas, hazlo saber a quien te hizo la sugerencia

#2 Demuestra la pasta de la que está hecha tu empresa

Las mejores empresas siempre demuestran tener unos valores muy sólidos, así como unas estrategias de recursos humanos muy contundentes en las que se basan las estrategias de marca empleadora.

Es importante definir a la audiencia, los parámetros de contratación en torno a la atracción, la retención y el engagement, así como la forma de representar a la empresa ante las partes interesadas.

#3 Difunde el mensaje

Para ello puedes usar tu web, las redes sociales, los anuncios de empleo o la defensa de los empleados para comunicarte con las partes interesadas. Asegúrate de alinear la marca empleadora con la marca general de la compañía, la consistencia es importante.

En este sentido, recuerda que, para atraer nuevo talento cualificado, no solo basta la comunicación de tu marca a través de los perfiles corporativos. Convertir a tus empleados en embajadores de marca y que difundan tu identidad y tu mensaje en sus redes sociales hará que más candidatos se postulen a trabajar en tu compañía.

#4 Mide el progreso

Crea métricas relevantes para evaluar y rastrear el éxito de la marca empleadora. Esto puede incluir calidad de contratación, conocimiento de la marca, satisfacción de los empleados, referencias de empleados u otras medidas.

En esencia, el desarrollo de la marca empleadora te permite reflejar cómo la organización quiere que los empleados actuales y potenciales vean a la compañía. Por lo tanto, lo mejor es usar los datos recopilados para desarrollar una marca empleadora fuerte y ver recompensas en términos de retención mejorada, productividad y satisfacción de los empleados.

#5 Monitorizar y mantener los esfuerzos de la marca empleadora

A medida que cambia el entorno económico, pueden ser necesarios ajustes y nuevas iniciativas. Presta atención a la gran reputación que construyes y la nutres. Es más fácil adquirir una mala reputación que deshacerse de ella.

Con estos tips podrás llevar a cabo un desarrollo de la marca empleadora de tu compañía exitoso. ¡Recuerda que tus empleados son la pieza clave para triunfar!

Sara Rodríguez

Periodista y Community Manager especializada en contenidos. Amante del Marketing Digital y de las redes sociales, tengo un afán de superación constante.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Name
Email
Website