Estrategias prácticas de Employee Retention que puedes usar ya

¿Has notado que te cuesta trabajo hacer que los trabajadores se queden en tu empresa? ¿Hay mucha rotación de trabajadores? ¡Pon en práctica estas estrategias prácticas de Employee Retention!

 

El Employee Retention es uno de los retos más importantes a los que se enfrentan a diario nuestras empresas. 

Casi el 70% de las empresas afirman de que la rotación de personal tiene un impacto financiero negativo debido al coste de reclutar, contratar y capacitar a un trabajador de reemplazo y el trabajo de horas extras de los empleados actuales que se requiere hasta que la organización pueda ocupar el puesto vacante. A fin de cuentas, se estima que un trabajador perdido puede costar de 6 a 9 meses del salario de ese trabajador de media.

 Existe una clara necesidad de implantar en las empresas diferentes estrategias de Employee Retention o retención de talento. 

La rotación de trabajadores y employee retention supone un problema importante, y hay muchos factores en el trabajo, incluidos los factores generacionales, la economía, los cambios radicales en los lugares de trabajo y más, que influyen en ello. 

Si usas cualquiera de las estrategias de employee retention que vamos a darte en este artículo, verás que la rotación es menor en tu empresa. Pero hay que señalar que de todas las estrategias que te podamos dar y que se te puedan ocurrir a ti, hay una que es la obligatoria y la más importante de todas: que te preocupes de forma sincera por el trabajador. Nada puede suplir la falta de empatía y de afecto hacia tus trabajadores. 

Y ahora, entremos en materia de verdad. 

 

Estrategias de Employee Retention que puedes usar hoy mismo

Muchas veces se trata más de sentido común que de usar métodos rebuscados y complejos. La cuestión está en usar un buen programa de Employer Branding con el que tus trabajadores se sientan a gusto y valorados. Si quieres saber más sobre este tema, BrandAmbassador ha creado un Whitepaper muy completo en el que puedes leer mucho y muy interesante. 

Venga, vamos al lío. 

 

Da Feedback positivo siempre

Los trabajadores están más que acostumbrados a que las empresas les digan lo que no hacen bien, pero no a que se les reconozca su trabajo. Naturalmente, si algo no marcha bien, debes decirlo pero también lo contrario. Tiene que haber equilibrio. 

Un estudio de Harvard Business Review muestra que la proporción ideal entre feedback positivo y negativo es 5.6 (positivo) a 1 (negativo).

Debes dar buen feedback con frecuencia para motivar a los trabajadores y darles la determinación que necesitan para hacer su mejor trabajo. Pero la retroalimentación constructiva también es importante, particularmente cuando hay un problema urgente que necesita ser cortado de raíz.

En el futuro, es bueno que seas más consciente de cuántos comentarios negativos estás dando en relación con los comentarios positivos. Invierte la proporción hacia seis comentarios positivos por cada comentario negativo. De hecho, tu misión es decir algo positivo a cada trabajador cada semana. 

 

Deja que tus trabajadores crezcan

Muchas empresas prefieren utilizar a personas externas y no ofrecen capacitación y formación continua para sus trabajadores. Es un gran error. Si tus trabajadores no ven que avanzan y que evolucionan, se quedan estancados y tarde o temprano se irán, aumentando tu problema de employee retention.

La formación continuada de los trabajadores hacen que sientan que la empresa los valora lo suficiente como para ayudarles a mejorar.

Al promover desde dentro e implementar un programa de capacitación, o al aprovechar recursos y herramientas externos (como talleres, libros o cursos online), puedes crear un buen incentivo para que los miembros de tu equipo se queden en la empresa mucho tiempo, ya que lo perciben como una inversión de la empresa en ellos y en su mejora.

Lo que puedes hacer ya: busca una opción de formación para ellos y dales acceso a él hoy mismo. 

 

Dales un reto que afrontar

La rutina es algo que lleva a la apatía. Pero, por otro lado, darles retos difíciles que no pueden cumplir es frustrante. Ya que cada trabajador es distinto y tiene capacidades diferentes, lo mejor que puedes hacer es esto: 

 

  • Demuéstrales que confías en ellos y en su potencial
  • Dales la oportunidad de que se arriesguen a hacer cosas diferentes en el trabajo
  • Haz que si fracasan, sea una forma de aprender, no los penalices
  • No seas de esos que solo incentivan los objetivos, recompensa también el esfuerzo y la diligencia

Lo que puedes hacer hoy mismo: Busca a esos trabajadores que quieren mejorar y dales un reto adicional. Proporciónales las herramientas necesarias y dales la responsabilidad de ese reto. 

 

Fomenta su creatividad

Aunque muchas empresas dicen que valoran la creatividad, no necesariamente tienen iniciativas o políticas para apoyarla. Google, por ejemplo, tiene un programa en el que sus empleados tienen la oportunidad de trabajar en proyectos paralelos que les interesan.

Para fomentar que tus trabajadores sean creativos, tómate en serio sus sugerencias y sus comentarios y recompensa su aportación. También puedes crear equipos creativos en los que puedan participar todos los trabajadores que quieran y que se vean capacitados. 

La creatividad no proviene de un grupo homogéneo de personas, sino de su heterogeneidad. Por ese motivo, asegúrate de que tu empresa cuenta con personal de muy distinto perfil y personalidad. Y naturalmente, tienes que ser capaz de fomentar un ambiente en el que la creatividad sea lo normal. 

Tu acción de esta semana: da a tus trabajadores 30 minutos para que puedan generar nuevas ideas o trabajar en otros proyectos que les interesen. 

 

Conecta con tu equipo

Parte del engagement y la habilitación de los trabajadores es tomarse el tiempo para relacionar con sus compañeros. Esto es fundamental para que se sientan parte de la empresa y por tanto, para un mejor employer retention.

El secreto es fortalecer las relaciones entre empresa y trabajadores. Si confías y respetas a tu equipo es cuando ellos responderán con más entusiasmo y compromiso hacia ti. 

Puedes sacar lo mejor de los trabajadores permitiéndoles expresar sus ideas, reconociendo su contribución, capacitándolos con las herramientas y la información que necesitan, brindándoles oportunidades para crecer.

Tu tarea de esta semana: conecta con tu equipo fuera de la oficina. Aprovecha el tiempo para conocerlos mejor.

Inma Jiménez

Community Manager y Content Manager con muchos años de experiencia a sus espaldas. Es especialista en Branding y Employee Branding.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Name
Email
Website