Qué es el Employer Brand Proposition?

¿Qué es el Employer Brand Proposition?

Al pensar en cómo hacer que tu empresa sea atractiva para el mejor talento posible, lo primero que se viene a la mente es probablemente es crear una estrategia de marca de empleador, y con razón. La marca de la empresa es una parte clave de la captación de talento. Pero, ¿cómo se crean los mensajes que alimentan las campañas de reclutamiento para tu empresa? Bueno, todo debería comenzar con tu propuesta de valor de empleador (Employer Brand Proposition) que debes definir muy claramente antes de lanzarte a la piscina con otras acciones.

Es muy posible que hayas oído el término de Employer Brand Proposition, EVP, pero que no tengas claro lo que es. La verdad es que el término es bastante ambiguo, y puede resultar confuso. Pero si sigues leyendo, al final de este artículo te quedará todo mucho más claro. 

 

¿Qué es el Employer Brand Proposition?

La clave para entender correctamente la Employer Brand Proposition es no confundirlo con la marca del empleador o Employer Branding

De forma esencial, un EVP debería responder a una sola pregunta: ¿por qué un candidato muy cualificado elegiría trabajar en tu empresa? Si bien esto suena mucho a Employer Branding (puedes leer mucho sobre cómo ha evolucionado esta tendencia en el estudio de BeAmbassador) en realidad ambos conceptos son muy diferentes, si bien van muy unidos. 

La marca de empleador debe considerarse como la expresión creativa de la promesa que hace tu empresa a los trabajadores, pero también a los candidatos que quieran trabajar contigo. Una marca de empleador fuerte ayuda a tu empresa a competir por los mejores candidatos, por los más cualificados, y por supuesto, ayuda a generar credibilidad. Es por ello que tu estrategia de Employer Branding debe estar alineada con los valores de tu marca y ejecutarse de manera continuada a través de tu departamento de Recursos Humanos. 

Sin embargo, la Employer Brand Proposition es todo aquello que proporcionas tanto a tus trabajadores como a tus candidatos a cambio de sus habilidades, sus capacidades, su experiencia y su productividad, ya que esto va a hacer que cumplas objetivos y tu negocio siga creciendo. La EVP puede incluir el salario que pagas, beneficios y todo tipo de compensaciones que les ofreces. 

Eso sí, si combinas ambas cosas, EVP y Employer Branding, tendrás la llave para retener o perder talento para tu empresa. Además, es importante que tengas en cuenta que tu empresa tiene una propuesta de empleador, lo sepas o no. Por eso es fundamental que la trabajes. 

 

Una propuesta de valor del empleador bien diseñada puede aumentar el compromiso de las nuevas contrataciones en un 50%

Este es un dato muy a tener en cuenta en cuanto a lo que se refiere a la rentabilidad de la empresa. Pero no solamente eso, sino que puede hacer que las primas de compensación que pagas a los trabajadores se reduzcan a la mitad, así como la penetración laboral en el mercado aumente un 50%

Igualmente, con una buena propuesta de valor vas a ver cómo la rotación de trabajadores cae hasta un 70%. 

Por eso, una vez tengas diseñada tu Employer Value Proposition, deberías publicarla, ya que va a tener un impacto directo y cuantificable.

 

¿Qué formato debe tener la propuesta de valor de empleador?

Tu propuesta de valor debería verse claramente en una sección de tu web, y podría ser de poco tamaño o un memorándum entero, eso ya depende de ti. La cuestión es que muestre claramente qué beneficios va a tener un candidato (y de los que disfrutan los que ya son trabajadores de facto de la empresa) al trabajar contigo. Puedes mencionar aspectos como estos:

  • Descripciones exactas de los trabajos
  • Estadísticas sobre los aspectos positivos del entorno laboral
  • Programas de beneficios 
  • Seguros de los que disfrutan
  • Días de descanso
  • Iniciativas corporativas
  • Innovación

Realmente, lo importante es el mensaje que envíes, no el formato en sí. 

 

Cómo diseñar tu Employer Value Proposition

Piensa que tu propuesta de valor existe fuera de tu página web. Todos los aspectos que he señalado son reales: cultura, valores, marcas, oportunidades… pero es importante identificarlos y comunicarlos como debes. 

 

Identifica los valores de tu propuesta 

Puedes armar las distintas piezas de tu propuesta hablando con los trabajadores. Usar encuestas o hacer entrevistas para recopilar datos es una gran idea. De esta forma descubrirás que los trabajadores valoramos muchas cosas distintas: las posibilidades de promoción, guardería para los peques, una buena localización de las oficinas, ayudas al alquiler de pisos (por ejemplo) o la posibilidad de conciliar con la familia.

Lo mejor es enumerar tres o 4 categorías y hacer una lluvia de ideas. 

 

Los elementos formales, ¿cuáles son?

A veces, los trabajadores no conocen las iniciativas porque no se comunican bien. Pregunta a los jefes de departamento y a los de recursos humanos sobre recompensas y ventajas que ofrecen. 

 

Únelo todo en un mismo paquete

La articulación de tu EVP dependerá de dos factores, tu público objetivo y cómo prefieres comunicar. 

El lugar donde colocarás la EVP dependerá de a quién te dirijas. Sí, claro, en la página de carrera de la web, pero si tus mismos trabajadores no la conocen es buena idea compartirla de forma interna. Y si lo que quieres es que llegue a más personas que se puedan interesar por trabajar contigo, tal vez podrías compartirla en tus distintos perfiles sociales. 

Por otro lado, otro aspecto que influye directamente en cómo redactar un EVP es el estilo de comunicación de tu empresa. Si usas un estilo formal, la EVP tiene que estar redactada de manera formal, pero si es más cercana, tendrás que adaptarla a ese estilo. 

 

Alinéate con los stakeholders

Toda la empresa se va a ver afectada por cómo hagas la Employer Value Proposition, por lo que tienes que asegurarte de que te alineas con los intereses de las personas a las que te diriges. Un buen consejo, asegúrate de que tu promesa coincide con la realidad del lugar de trabajo, por ejemplo, y que tengas el apoyo de Marketing en el mensaje.

Inma Jiménez

Community Manager y Content Manager con muchos años de experiencia a sus espaldas. Es especialista en Branding y Employee Branding.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Name
Email
Website